Y no me estoy refiriendo a una persona, me estoy refiriendo a ti mismo. Tú mismo te saboteas?, cuando quieres conseguir o luchar por algo, tú mismo te dices,……. Yo no puedo; estoy muy viejo o vieja; eso no es para mí; otras personas lo han intentado y no han podido, yo sí que menos; etc., etc.

Pero recuerda que el poder está dentro de ti, cada uno de nosotros somos únicos e individuales y todos tenemos la capacidad y la habilidad de lograr cosas,  solamente  tenemos que descubrir, cuáles son nuestras habilidades, nuestros talentos, que es lo que nos gusta hacer o con que nos sentimos felices.

Este es el primer paso, porque muchas personas, no saben ni que les gusta, se dejan llevar simplemente por las circunstancias, por lo que les toca o simplemente  por las personas que tienen a su alrededor, y que les dicen lo que tienen que hacer, esto significa que no se conocen, que no han explorado sus talentos y así es muy difícil saber, hacia dónde ir.

Cuando descubres tus habilidades, CREE en ellas, y enfócate en desarrollarlas más, como por ejemplo practicando ese don o educándote para incrementar esa destreza que ya tienes.

Luego, trázate objetivos a corto y largo plazo, pero que se puedan medir, para que logres ver si los estas alcanzando o no.

Lo importante es tener fuerza de voluntad, disciplina, perseverancia y constancia.

Mira atrás, para ver tus logros y te darás cuenta, que si lograste muchas cosas, que estas donde estas, porque has alcanzado metas, porque has logrado cosas, no te desvalorices.

Las frustraciones o los obstáculos que tengamos, deben ser un trampolín que nos ayude a alcanzar nuestros sueños, nos deben empoderar, es decir coger más fuerza para ir hacia lo que queremos alcanzar.

Uno de los saboteadores mas grandes que tenemos para alcanzar nuestros sueños, es el miedo, que muchas veces nos paraliza, pero ante esta situación, siempre debemos preguntarnos: qué es lo peor que nos puede suceder? y les aseguro que no es tan malo, así que lánzate, arriésgate. Siempre la acción nos da aprendizaje y nos hace crecer, madurar, así no salgan las cosas como deseamos.

No dejes que nadie te robe tus sueños, lucha por ellos y si eres, tú mismo el que te los robas, empieza a trabajar………. En tus miedos.

Rubdhy Stella Vargas
Mental Health Counsellor