Nuestra mente es sumamente poderosa y obediente, porque hace exactamente lo que le indiquemos, por eso es tan importante cuidar el tipo de pensamientos que creamos.

Algunas personas sufren, lloran, se entristecen porque tienen pensamientos errados y no verdaderos acerca de algunos acontecimientos: por ejemplo “nadie me quiere”…….. y eso no es cierto, para ninguna persona, porque siempre hay alguien que nos valora, nos aprecia, nos quiere y se va a preocupar si nos pasa algo.

“Soy un fracasado o fracasada” y eso tampoco es cierto, porque si se mira para atrás hasta el presente, la persona ha tenido ciertos  logros, por pocos que parezcan la persona ha logrado hacer algo, porque es hasta ilógico, que una persona se estanque y no haya tenido procesos, cambios en su vida.

Por lo general somos dados a enfocarnos en las cosas negativas y esto perjudica nuestra parte emocional y nuestra salud física. Por eso nos sentimos tristes, deprimidos, con baja autoestima, inseguros, nos afecta todo lo que digan y piensen las demás personas.

Para solucionar este tipo de conductas y pensamientos negativos que nos hacen sentir mal:

Analiza si lo que piensas es realmente verdadero o tú lo has creado o imaginado. A veces el pensamiento negativo es el resultado de una mala perspectiva, es decir no estamos viendo la realidad verdadera.

Reflexiona sobre que puedes hacer para solucionar los problemas verdaderos y deja de pensar obsesivamente en las cosas que están fuera de tu control y que no puedes hacer nada para cambiarlas

Deja de dudar en las capacidades, habilidades y aptitudes que  tienes, porque estas dudas generan inseguridad y recuerda que todos tenemos habilidades y capacidades para algo, si todavía no conoces las tuyas, investígalas, descúbrelas.

Tus capacidades y habilidades explótalas, sácales provecho y entrega de ti lo mejor en lo que haces, así seguirás cultivando la confianza en ti mismo.

Cambia de ambiente, si crees que la gente que te rodea es muy negativa, porque en este tipo de entorno los pensamientos negativos se contagian.

Enfócate en las cosas buenas que tienes  o que te rodean, muchas veces nuestra rutina diaria hace que nos olvidemos de lo bonito que tenemos en el presente.

Aprecia las personas que tienes a tu lado, porque todas ellas están, por alguna razón.

Y por último se Agradecido de todo, por más pequeño que te parezca.

Recuerda científicamente está comprobado que la clase de pensamientos que tengamos, afectan nuestra salud física y mental y que nuestro cerebro no clasifica si es bueno o malo, simplemente ejecuta lo que estamos pensando.

Rubdhy Stella Vargas
Mental Health Counsellor