Se ha dicho siempre que el principal problema de una pareja es la comunicación y es cierto, ya que es la base para una buena relación, aparte de otros elementos.

Pero que es la comunicación? Es un intercambio de sentimientos, opiniones o cualquier otro tipo de información, mediante el habla, el escrito u otro tipo de señales, como gestos o miradas, que muchas veces dicen más que mil palabras. Y aquí es donde la mayoría de las personas cometen errores porque manifiestan:” es que yo no grite o yo no agredí” pero su expresión corporal, sus gestos, su rostro, era agresivo, por lo tanto la otra persona se siente intimidada y agredida.

También  hay muchas personas que dicen: “para no tener conflictos prefiero no hablar, mejor ignoro o me voy” pero con este comportamiento, también estamos comunicando. Y  lo que estamos comunicando es,……. no me interesa lo que tú estás diciendo, no me importa nada lo que tu pienses, quédate con tu enojo, es tu problema.

Por estas razones existen muchos problemas en pareja y de pronto no era nuestra intención trasmitir ese mensaje, pero llega así a la otra persona.

Para que exista una comunicación efectiva, debemos:

  • Primero, aprender a escuchar, porque cuando nos están hablando, estamos pensando en lo que vamos a contestar o  en cómo defendernos y realmente no estamos escuchando.
  • Entender correctamente lo que nos están diciendo, porque a veces mal interpretamos o entendemos otra cosa totalmente diferente, por lo que es necesario aclarar si entendimos bien lo que nos dijeron.
  • Comunicar todos nuestros sentimientos positivos o negativos, sin tener miedo a expresarlos, pero de una forma adecuada, es decir sin usar sarcasmo, malas palabras o agresividad corporal. Porque tenemos derecho a enojarnos el problema es, como manifestamos ese enojo?, lo hacemos con violencia o de una forma asertiva.
  • Ser empáticos, es decir ponernos en el lugar del otro, tratando de entender lo que siente y piensa nuestra pareja en esa situación que estamos enfrentando.
  • Escoger un momento y lugar apropiado, donde podamos hablar, sin ser interrumpidos por nada, ni por nadie.
  • Expresar claramente lo que queremos o nos preocupa, no esperemos a que nuestra pareja adivine o sepa lo que queremos o lo que nos sucede.
  • Tomemos responsabilidad de nuestros errores,  sin juzgar, ni criticar o culpar a nadie
  • Y por último lleguemos  a un acuerdo, solucionemos  la diferencia o el conflicto para que no se vuelva a presentar y no queden heridas.

Así, que si quiere desarrollar una relación armoniosa, saludable, respetuosa  y sincera, practique una Buena Comunicación.

Si desea una consulta llame a Stella vargas, Psicóloga graduada en Colombia y Psicoterapista registrada en Canadá al 647-238-9920 o escriba a: stellavg8@hotmail.com