Todos estamos acostumbrados a tomar decisiones, y las vivimos cada momento desde que nos levantamos, porque decidimos que vamos a desayunar?  Si un café o un cereal. Que nos vamos a poner?.  Que ruta usamos para ir a un lugar? Compramos esto,  o no? Etc.

Pero cuando se trata de decisiones más trascendentales, nos bloqueamos, estamos indecisos, no sabemos qué hacer y muchas veces dejamos que las situaciones continúen.

Si estamos en una relación donde no nos sentimos a gusto, no somos capaces de decir nada, de hacer nada, de tomar una decisión y estamos esperando, a que sea la otra persona, que tome las decisiones, es decir que se vaya, que nos deje, etc.

Pero no podemos  poner nuestra vida en las manos de otra persona, tenemos que tomar las riendas de nuestra vida y tomar decisiones, no importa que nos equivoquemos, si no lo hacemos  nunca sabremos que pasara, de pronto el resultado es maravilloso y  no, no lo imaginábamos y si no es bueno, pues ya sabemos y aprendimos una lección.

Cuando tomamos decisiones escuchando nuestro corazón, nunca nos vamos a equivocar lo que vendrá será mejor, pero si tomamos decisiones desde la rabia, desde la angustia, desde la desesperación o sea desde el miedo,  lo más seguro es que no, nos vaya tan bien y tendremos un aprendizaje de dolor.

Pero a la final si nos equivocamos, no importa, hicimos algo y siempre obtenemos aprendizaje. Siempre las decisiones que tomemos serán, las que debíamos tomar. Pero hay que movernos, hay que actuar y no dejar que los demás tomen las decisiones por nosotros.

Porque es nuestra vida y solo nosotros en nuestro interior sabemos lo que queremos, lo que deseamos, lo que sentimos, solo nosotros estamos viviendo esa situación, nadie más.

Cuando nos sentimos bien, eso es lo que damos a los que nos rodean, bienestar, paz, tranquilidad, pero si nos sentimos infelices, eso es lo que trasmitimos también a nuestros seres queridos.

Así que te invitó a tomar decisiones, escuchando el fondo de tu corazón y las señales que te da tu cuerpo, no tengas miedo, porque el miedo te paraliza. Actua.

 “La vida no siempre son trenes a los que hay que subir, a veces son estaciones en las que hay que bajar “Desconocido

“A menudo cualquier decisión, incluso la decisión incorrecta, es mejor que ninguna decisión” Ben Horowitz.

“No puedes tomar decisiones basadas en el miedo y en la posibilidad de qué podría haber pasado” Michelle Obama.

Si usted necesita ayuda con este proceso haga su cita y llame al 647-238-9920 o escriba al email: stellavg8@hotmail.com;  Y si tiene dificultades con su tiempo o la distancia, ahora con terapias online, al Skype: stella vargas o por WhatsApp.