Para cada persona el concepto de felicidad es diferente, porque algunas manifiestan que serán felices cuando tengan casa, Cuando tengan carro, Cuando tengan una pareja, etc. Es decir se busca la felicidad constantemente y desesperadamente en cosas, personas o experiencias, en pocas palabras nos alejamos de la felicidad buscándola donde no existe, es decir afuera de nosotros.

También cometemos el error de confundir  y de hablar de alegría y no de felicidad.

La alegría es algo pasajero, es algo que se disipa, es decir dura determinado tiempo o  por momentos. Ejemplo: estoy feliz porque conocí una persona que es maravillosa, estoy feliz porque me voy para Europa, etc.

Mientras que la Felicidad es un estado mental, es una habilidad para unir las piezas de lo que nos sucede, para aprender, tomar oportunidades y  tener la mejor actitud en nuestro diario vivir. Es decir, es un estado permanente de paz, tranquilidad y bienestar a pesar de los acontecimientos de la vida.

Gran parte de los bloqueos que tenemos para ser felices , es el tipo de pensamientos que albergamos en nuestra mente, que son alrededor de 50.000 a 70.000 pensamientos diarios, donde más del 80% son negativos y el 90% son repetitivos es decir los mismos del día anterior.

Estos pensamientos producen emociones y estas determinan como nos sentimos. Por lo tanto nuestro estado de ánimo y nuestra salud refleja el tipo de pensamientos que estamos teniendo.

Para controlar nuestros pensamientos y convertirlos en cómplices para nuestra felicidad es importante:

·         Hacernos conscientes de ellos.

·         Tener cuidado del dialogo mental que sostenemos con nosotros mismos lo que nos preguntamos y como nos contestamos.

·         Revisar nuestras creencias y si nos están haciendo daño, replantearlas.

·         No pensar en lo que tememos, sino en lo que queremos.

·         No hacernos videos mentales, es decir no supongamos.

·         Tomar decisiones en lo que pensamos, si positivamente o negativamente.

·         Hacer  una lista de lo que hemos  logrado hasta el día de hoy.

·         Agradecer por todo lo que tenemos, hasta lo más mínimo.

·         Vivir  el presente, porque el pasado produce culpa o arrepentimiento y el futuro incertidumbre y ansiedad.

·         Conectarnos con emociones de gratitud, confianza, plenitud, tranquilidad, satisfacción.

La felicidad está dentro de nosotros, es la capacidad de aprovechar todos los momentos de la vida por difíciles que nos parezcan, es cambiar la forma de vivir y ver la vida, es soltar el control.

“las personas suelen ser tan felices como hacen que lo sean sus mentes” Abraham Lincoln

Si desea una consulta llame a Stella vargas, Psicóloga graduada en Colombia y Psicoterapista registrada en Canadá al 647-238-9920 o escriba a: stellavg8@hotmail.com